El Real Madrid se lleva “el Clásico”, vapuleando al Barça

0

Ante el parón esta semana de la Champions League, que reiniciará su andadura con la cuarta jornada de la fase de grupos, los días 4 y 5 de noviembre, no queda otra que analizar el partido que todo el mundo ve, el encuentro del que todo el mundo opina, el Clásico, Real Madrid – FC Barcelona. Simplemente podemos decir que el Madrid pasó por encima del Barcelona, en una demostración de esfuerzo, potencia, y también calidad y toque de balón.

Fuente: diariobernabeu.com/
Fuente: diariobernabeu.com/

Ante los ojos de todo el mundo se pudo ver como el equipo de Luis Enrique sucumbía de forma estrepitosa, aunque se adelantara en el minuto 3 con un gol de Neymar y un tremendo desbarajuste defensivo blanco, no tuvieron opción en la segunda parte. Este gol hizo que el Madrid se volcara sobre la portería blaugrana, y no llegó el gol de Benzema de milagro en tres ocasiones clarísimas. Eso sí, al irse tan arriba, atrás dejaban espacio, se vieron entonces los mejores minutos del Barça, con una jugada en la que Messi no vio gol, gracias a una parada inverosímil de Casillas.

A partir de ese momento, control absoluto del Madrid, las arrancadas de Cristiano, las jugadas de Benzema, los pases de James, las internadas de Marcelo, la magia de Isco, el control absoluto de juego de Modric y Kroos, y la contundencia de la zaga defensiva, fueron demasiado para este Barça que parecía totalmente desdibujado en el campo.

El 1-1 llegó de penalti absurdo por mano de Piqué, que transformó Cristiano, que lleva ya 16 goles, y así se llegó al descanso. Nada más comenzar la segunda parte, el Madrid salió a destrozar al equipo catalán, el 2-1 llegó por un cabezazo de Pepe, que se volvió loco en la celebración, y poco después el 3-1 en una contra perfecta, que comenzó con un balón perdido, que Isco luchó con toda la fe del mundo, y recuperó tras un fallo de Iniesta y Mascherano, y en dos pases ya estaba Benzema solo ante Bravo que definió perfectamente.

El partido estaba sentenciado, no por el resultado, sino por la imagen en el campo, al Barcelona no le duraba nada la bola, parecía otro equipo, el Madrid pudo anotar tres más en diez minutos. No había balance defensivo, no tenían físico, no tenían ideas, y lo peor de todo es que no tenían motivación ni ganas de remontar el partido. Luis Enrique se está metiendo en problemas, por la imagen, como por los dos partidos importantes que ha tenido hasta el momento, con el PSG y el Real Madrid, ambos con derrota, y pésimo juego.

En la clasificación el Barça sigue líder, y todo queda muy ajustado con el Madrid, el Valencia, Sevilla y Atlético, pero de moral sin duda está mucho más bajo ahora que el conjunto blanco. El Clásico ha dejado un claro favorito, el Madrid, y un mar de dudas en Barcelona. Esperemos que no le afecte también en la Champions League.